Debes haber oído hablar del ajo para desparasitar perros, pero ¿es cierto o falso? ¿Es realmente útil? ¿Se debería hacer? Muchos expertos creen que es bueno para la salud del perro y muchos otros dicen que es tóxico. ¿Quién tiene la razón? La respuesta puede ser más complicada de lo que piensas.

Ajo para desparasitar perros

En Internet, existe mucha controversia en torno a la relación de los perros con el ajo, muchas fuentes creen que el ajo es tóxico para los caninos y nunca debe usarse en su comida, por otra parte, muchos aseguran que como ésta especie de las comidas se ha usado durante siglos como una ayuda medicinal por los humanos, es innegable su poder para promover la buena salud.

¿Entonces, qué piensas? ¿Deberíamos usar ajo para desparasitar perros o no? La respuesta puede no parecer tan corta y seca, pero se está volviendo mucho más clara, esto en parte, gracias a los esfuerzos de investigación de expertos que dicen que el ajo es realmente bueno para los perros.

Sí, has leído bien, una nueva investigación muestra que el ajo en realidad puede ser bueno para los perros a pesar de su reputación mortal, por supuesto, el uso de este ingrediente predilecto en la cocina humana no debe usarse a la ligera, es decir, no puedes dejar que tu perro mastique un diente de ajo, por ejemplo.

De hecho, lo que dicen los expertos, se refiere muchísimo a la cantidad de ajo que le podrías suministrar a tu perro y sobre cómo hacer para que forme parte de la dieta saludable de tu cachorro, antes de llegar allí, conoce un poco en qué se basan sus hallazgos.

Perros y el ajo en el tiempo

La historia de toxicidad reflejada por el ajo en los perros comenzó hace más de 100 años, cuando las cebollas silvestres, que son de la misma familia de los ajos, alimentaban al ganado, las ovejas y caballos, como resultado, todos estos animales mostraban síntomas de toxicidad.

Fue entonces en la década de 1930, cuando los primeros estudios mostraron que los perros que comían cebollas también presentaban síntomas de toxicidad.

Es por eso que el ajo tuvo una mala reputación en los primeros años de 2000, cuando se publicó un artículo de investigación basado en el efecto negativo del ajo en los perros, estudio que mencionaba los glóbulos rojos en los caninos estudiados y que, además de este, no mostraron ningún aspecto externo de síntomas de toxicidad.

El cierre del artículo mencionaba una recomendación que indicaba: «creemos que los alimentos que contienen ajo deben evitarse para su uso en perros», lo que inició una cadena de rumores que mencionaban al ajo como el agente mortal para perros.

No obstante, los expertos actuales consideran que la mayoría de las personas de esa época sólo leyeron el resumen de la investigación y no todo el estudio, de allí, las conclusiones precipitadas, por eso, en base a este inicial ejemplar, tomaron los datos para analizarlos y compararlo con otros.

Primero que nada, destacaron que el artículo fue realizado por expertos de la Universidad de Hokkaidō y fue efectuado en cuatro perros, cada uno recibió 1.25 ml de extracto de ajo por cada kilogramo de peso corporal durante siete días consecutivos.

De esta forma, por ejemplo, si el perro pesaba 20 kilogramos, se le darían unos 20 dientes de ajo, es decir, habían encontrado el primer hallazgo irregular, puesto que esta es una cantidad asombrosa de ajo que ningún perro o humano jamás consumiría en ese período de tiempo, además, esa fórmula de 1 diente de ajo por cada kilogramo sería más que suficiente cantidad para enfermar a cualquiera.

Usando esta gran cantidad de ajo, el estudio concluyó que esta especie medicinal y gastronómica tenía el «potencial» de causar anemia hemolítica (daño a los glóbulos rojos), por lo que no se debe alimentar a los perros con ajo.

Es importante tener en cuenta que incluso a estas dosis altamente elevadas, ningún perro en el estudio desarrolló anemia hemolítica, sino que fue un reflejo de la preocupación de los investigadores, en especial sobre resultados potenciales, no documentados. Además de eso, el estudio incluyó cuatro perros, entonces, ¿cómo consideras que es una muestra adecuada? Es un grupo pequeño como muestra y lo más importante, no se tomó en cuenta que cada raza de perros responde completamente diferentes a ciertos alimentos.

¿Es útil el ajo para desparasitar perros?

Se trata de dosificación, de acuerdo al estudio anterior, darle demasiado ajo a un perro diariamente definitivamente sería algo perjudicial para su salud, igual que el apio y el brócoli. Es por eso que se profesa que la moderación es importante.

Aquí hay una guía del Dr. Pitcairn sobre los niveles de ajo seguros para los perros por día, basada en el peso de un perro (1/2 diente por cada 4,5 kilogramos de peso corporal):

  • 4,5 a 6,8 kilos: 0.5 diente
  • 9 a 18 kilos: 1 diente
  • 20 a 31,7 kilos: 2 dientes
  • 34 a 40 kilos: 2.5 dientes
  • 45,3 kilos en adelante: 3 dientes

Muchas personas optan por detenerse en la marca de 2 dientes, incluso si sus perros son grandes (más de 34 kilogramos), de igual forma, algunos padres de mascotas solo lo usan estacionalmente, mientras que otros lo alimentan todos los días.

Lo más importante cuando se trata de la alimentación de los perros es encontrar un sistema que funcione para él, ya que no todos los perros son iguales y cada uno tiene sus propias necesidades.

El ajo no solo se puede usar para desparasitar perros, sino que es realmente bueno para combatir infecciones bacterianas, fúngicas y virales. Tiene potentes propiedades antibióticas y antimicrobianas.

Sin embargo, en cuanto al tema de la salud, el ajo es útil para muchas otras cosas.

Beneficios de alimentar a tu perro con ajo

La razón por la cual el ajo se agrega a los alimentos y golosinas para perros es porque tiene muchos beneficios para su salud, en especial, como fortalece su tracto digestivo de un perro.

Pero hay muchas otras razones por las que los perros y el ajo trabajan juntos, aquí listamos algunas de las ventajas de este ingrediente en el cuerpo de los canes:

  • Repelente de pulgas y garrapatas: no matará a las pulgas y las garrapatas, pero a esas pequeñas plagas no les gusta su sabor, así que un simple olfateo será suficiente para alejarse de tu perro.
  • Aumento del sistema inmunológico: el ajo ha demostrado que hace maravillas en perros con sistemas inmunológicos debilitados y en aquellos que luchan contra el cáncer, es un alimento capaz de aumentar las células del torrente sanguíneo que matan a los microbios malos y las células cancerosas.

Por lo tanto, alimentar a los perros con ajo es una excelente manera de estimular su sistema y de ayudarlo a mantenerse fuerte antes de que llegue alguno de estos problemas.

  • Ayuda al hígado: se sabe que el ajo tiene efectos desintoxicantes, que pueden ayudar al hígado a eliminar las toxinas del cuerpo, por lo que muchos veterinarios lo recomiendan para mantener este órgano resistente en tu perro.

Si desea reducir los niveles de triglicéridos y colesterol de su perro y aumentar los coágulos de sangre, debe usar ajo. Es un gran ingrediente que puede ayudarlos a mantenerse saludables y fuertes.