Todos tienen una opinión diferente sobre si los bozales para perros son crueles o no, si bien el debate sobre su uso a largo plazo todavía está en el aire, puede encontrarse en una situación en la que lo necesite, sigue leyendo y conoce más sobre el bozal para perros casero.

Bozal para perros casero

Realizar un bozal improvisado de emergencia puede ser la salvación en un momento de mucha incertidumbre y aunque pueda parecer cruel, ser un propietario responsable significa proteger a tu perro y proteger a los demás de tu perro.

Son estas situaciones en las que tu mascota puede sentirse ansiosa, estresante o nerviosa, así que saber cómo hacer un bozal casero para perros es una solución que te ayudará a evitar que ocurra cualquier accidente con tu mascota.

Por qué su perro necesita una bozal

Hay muchos casos en los que, aunque no lo sepas, deberás armar un bozal improvisado para tu cachorro, o por ejemplo, si tu perro o alguno que has encontrado herido en la calle necesitan atención médica, lo mejor será colocarle un bozal antes de llevarlo a un veterinario, de esa forma evitarás que quiera morder o lamer su herida por el dolor.

De igual forma, en un escenario donde tu perro es el villano y está actuando de forma agresiva, tienes que recordar que hay razas de perros con mordidas muy fuertes, no tener un bozal podría ser perjudicial, incluso, en muchos países, por el simple hecho de ser agresivos, son sacrificados.

En estos casos, necesitarás poder fabricar uno apresuradamente, en especial si te encuentra en público, aunque sabemos que quizás, esto no podría considerarse como una solución permanente, ya que hay muchas ocasiones en las que tu perro puede entrar en contacto con personas cuando no lo estás viendo y logrará quitárselo.

Igualmente, es posible colocarle un bozal a tu perro si tiende a ponerse nerviosos cerca de otras personas o animales. Incluso cuando nunca antes ha tratado de lastimar a alguien, esto es un riesgo y el perro debe usar un bozal hasta que se socialice adecuadamente.

Por eso, si tu perro muestra este comportamiento, trabaja en eso lo antes posible, ya que la situación más común que se podría presentar es caótica. Además, con un bozal puedes prevenir que tu perro resulte intoxicado por algo que coma y si estás en proceso de entrenamiento, será de mucha ayuda para enseñarle que no debe comer nada de la calle, así evitarás una posible intoxicación o asfixia.

Así que, independientemente de la razón, en primer lugar, no deberías tolerar un comportamiento agresivo y como dueño, debes velar por la seguridad de él y de las personas o animales que lo rodean, por lo que un bozal para perros casero será una opción que podrá solventar una emergencia.

Bozal para perros casero con gasa o tela

Antes de seguir las siguientes instrucciones, ten en cuenta que instintivamente podemos exaltarnos mientras tratamos de detener a nuestro perro si este se vuelve repentinamente agresivo u ofendido, así que golpearlo o gritarle definitivamente no es la manera correcta de calmarlo.

Debes recordar que tu perro está agitado, asustado, adolorido o una combinación de todas estas cosas, y espera que tú, su cuidador o cuidadora, sepas cómo actuar. Así que lo primero que debes hacer es hablar con tu cachorro con voz suave y acercarte a él lentamente, por mucho caos que haya alrededor.

Luego acuesta a tu perro en una posición cómoda, consigue una gasa larga, tela, pantimedias, cintas o correas de nylon, esta opción es temporal, ya que una gasa o tela que sea demasiado elástica no será fuerte y un perro muy exaltado podrá soltarse.

Ahora, haz un lazo grande en el centro de la gasa, este lazo debe ser aproximadamente tres veces el tamaño del hocico de tu perro para que pueda deslizarlo y apriétalo, ahora coloca el lazo y tira con fuerza sobre la nariz, átalo con un solo nudo.

Después de atar el bozal para perros casero en la parte superior de la nariz, coloca los dos extremos de la gasa para crear un segundo lazo alrededor del hocico. Ahora ata estos extremos debajo de la mandíbula con otro nudo. El hocico debe estar lo suficientemente apretado para que su perro no abra la boca, pero no debe estar tan apretado como para que no pueda respirar.

Por último, trae la gasa detrás de las orejas, una vez que el lazo esté asegurado alrededor del hocico de tu perro, coloca los extremos de la gasa que ahora se encuentra debajo de la mandíbula de tu perro, alrededor de la parte posterior de las orejas. Ata el material escogido con un nudo cuadrado y asegúralo.

Video de instrucciones (inglés)

Bozal casero para perros: Nivel intermedio

Si no te encuentras en una emergencia y deseas hacer un bozal para perros casero y económico, sencillo pero duradero para tu perro, hemos preparado un conjunto de pasos necesarios.

Materiales y herramientas requeridos:

  • Cincha de nylon y un hilo a juego
  • Hebilla de carga de plástico
  • Máquina de coser
  • Tijeras
Paso 1 – Mide los materiales y a tu perro

Una vez hayas reunido todo los materiales que necesitas para elaborar tu bozal para perros casero, es hora de medir el hocico de tu perro, a lo largo de la línea de la mandíbula hasta detrás de la oreja, en la parte posterior de la cabeza del perro.

De esa manera hemos cubierto todo lo que entra dentro del hocico. Las dimensiones del hocico y la línea de la mandíbula deben ser 1 pulgada más largas, la pieza que atraviesa la parte posterior de la cabeza debe ser 6 pulgadas más larga para que los dobladillos y la hebilla puedan encajar.

Paso 2 – Corta las piezas

Lo próximo es cortar la cinta de nylon en base a tus medidas y cuando llegues a la parte que atraviesa el lado posterior de la cabeza, córtala por la mitad, ya que allí es donde irá la hebilla.

Aquí hay un consejo adicional: usa calor para sellar los bordes de las piezas de correas de nylon y así, podrás evitar que se deshilachen.

Paso 3 – Tiempo de costura

Construir la pieza que irá en el hocico va primero, cose en círculo y une las piezas de la línea de la mandíbula a los lados de la pieza del hocico.

Pasa cada extremo exterior de la hebilla de 3 pulgadas en cada parte de la pieza de la cabeza. Ahora dobla la cinta de nylon y cose para mantener la hebilla firmemente en su lugar. Haz esto en cada una de las mitades superiores, lo último que debes hacer es coser cada mitad al bozal ya cosido.

Paso 4 – Completa el hocico

Cuando haya reunido varias partes del bozal para perro casero, debe probarlo con su perro y asegurarse de que tenga la medida correcta. Si se necesitan correcciones, este es el momento de hacerlas, si le queda perfectamente a tu perro, entonces el bozal ya está listo.

Entrena a tu mascota para usar bozal

Este bozal para perro casero es algo que a tu perro no le va a gustar si lo está usando por primera vez. Sin duda, intentará eliminarlo si lo está usando por primera vez  parecerá conflictivo usarlo, así que lo mejor que puedes hacer es entrenarlo con paciencia, consistencia y un paquete de golosinas; tu esfuerzo por ayudarlo siempre tendrá éxitos en su comportamiento y es el mejor método para hacer que tu perro termine adaptándose a usarlo.