¿Te preguntas si los perros pueden comer aceitunas o olivas? Si bien sé que no debería, a veces le doy a mi perro pedacitos de mi comida mientras estamos acurrucados juntos.

Esta no es una buena idea por razones de entrenamiento y no querrás que adquieran el hábito de pedir comida cada vez que ven a alguien con un plato.

Pero tampoco es una buena idea porque los perros no pueden comer las mismas cosas que nosotros y, sin saberlo, es posible que les estés dando algo tóxico.

¿Los perros pueden comer aceitunas?

Entonces, si como yo, vas a alimentar a tu perro con la comida humana ocasional, es importante saber qué pueden y qué no pueden comer.

Hoy, voy a analizar la cuestión de si los perros pueden comer aceitunas.

los perros pueden comer aceitunas

¿Las aceitunas son seguras para los perros?

La respuesta corta a esta pregunta es sí, los perros pueden comer aceitunas, pero solo con cuidado.

En este artículo, repasaremos los posibles beneficios para tu perro de comer aceitunas, pero también cómo incluirlas de forma segura en la dieta de tu perro, para que pueda disfrutar de un sabroso manjar sin poner en riesgo su salud.

Además de suplicar los ojos llorosos a los que no puede decir que no, es posible que desee considerar incluir ocasionalmente la aceituna en la dieta de su perro como un impulso de salud de superalimento, ya que las aceitunas contienen muchos nutrientes que los perros necesitan.

En primer lugar, son ricos en calcio, lo que puede ser importante para los perros, ya que muchos tienden a ser intolerantes a la lactosa y, por lo tanto, no pueden digerir los productos lácteos, que generalmente asociamos con el calcio.

Al igual que en los seres humanos, el calcio ayuda a mantener dientes y huesos sanos, y también puede ayudar a que la sangre se coagule correctamente y garantizar que los músculos de los perros funcionen bien.

Las aceitunas son ricas en vitaminas A, E y K. La vitamina A apoya la buena visión y la función inmunológica adecuada. La vitamina E tiene propiedades anti-envejecimiento y ayuda a combatir la degeneración de los ojos y los músculos. La vitamina K es esencial para que la sangre de los perros se coagule correctamente.

Por último, las aceitunas son ricas en grasas monoinsaturadas buenas que ayudan al organismo a reducir el colesterol, lo que puede ayudar a combatir la obesidad y también enfermedades como la diabetes.

Entonces, en general, las aceitunas parecen ser una adición positiva a la dieta de cualquier perro, pero solo con moderación.

los perros pueden comer aceitunas

Peligros de las aceitunas

Hay tres peligros principales asociados con la alimentación de los perros con aceitunas.

Primero, contienen huesos o semillas. Estos son un gran peligro de asfixia para los perros, que es probable que se traguen la aceituna de un solo trago. Estas rocas duras pueden bloquear sus vías respiratorias y dejarlo a usted y a su perro en pánico.

Además, cualquiera que haya mordido accidentalmente una aceituna sabrá lo duras que son y que, si no tienes suerte, podrías romperte un diente fácilmente. Lo mismo ocurre con su perro.

El segundo riesgo es que las aceitunas tienen un alto contenido de sodio, que puede ser tóxico para los perros si se consume en exceso.

Los perros no deben consumir más de 0,25 a 1,5 gramos de sodio por cada 100 gramos de comida.

Las aceitunas que vienen en salmuera contienen alrededor de 60 miligramos de sodio por aceituna, por lo que solo una o dos pueden empujar a su perro a niveles peligrosos de sodio. Los síntomas de la intoxicación por sodio incluyen:

  • Diarrea
  • Vómitos
  • Pérdida de apetito
  • Letargo
  • Exceso de orina
  • Sed intensa
  • Temblores

Si su perro muestra alguno de estos síntomas, debe comunicarse con su veterinario de inmediato.

Por último, las aceitunas destinadas al consumo humano se suelen preparar con otros alimentos, como especias, queso procesado, pimientos y ajo.

Todos estos productos son difíciles de digerir para los perros y les causan malestar estomacal, y algunos de estos ingredientes, como el ajo, son realmente tóxicos para los perros.

Para obtener más información, consulte nuestros artículos sobre lo que los perros pueden y no pueden comer .

como alimentar a tu perro con aceitunas

Cómo alimentar a tu perro con aceitunas de forma segura

Entonces, considerando los peligros, ¿cómo puede alimentar a su perro con aceitunas de manera segura?

Bueno, ante todo, puede alimentar a su perro con aceitunas verdes o aceitunas negras. La diferencia entre estos es que las aceitunas verdes se arrancan del árbol antes de que estén maduras, mientras que las aceitunas negras se dejan en el árbol para que maduren.

A continuación, debe seguir las siguientes precauciones:

Pruebe las aceitunas naturales y evite las aceitunas envasadas en salmuera, ya que esto aumenta significativamente su contenido de sodio. Estas aceitunas son mejores para ti que para tu perro.

Evite las aceitunas que hayan sido preparadas con otros ingredientes, como queso, pimientos o ajo, ya que pueden ser tóxicos para los perros incluso en pequeñas cantidades.

Retire los huesos y las semillas antes de darle aceitunas a su perro para eliminar este peligro de asfixia y el peligro potencial para sus dientes.

Además, nunca le dé a su perro aceitunas que hayan pasado su fecha de caducidad. Puede resultar tentador hacer esto como una forma de no desperdiciar alimentos. Pero, si las aceitunas contienen algún moho, también pueden contener micotoxinas tremorgénicas que pueden enfermar gravemente a los perros.

Los síntomas incluyen vómitos, fiebre, temblores y convulsiones.

Al iniciar a su perro con aceitunas, asegúrese de darle solo un pequeño trozo de aceituna y de observarlas durante las siguientes 24 horas para detectar cualquier reacción adversa.

Si bien no hay nada inherentemente tóxico en las aceitunas, al igual que los humanos, los perros pueden tener alergias o simplemente estómagos sensibles, lo que significa que las aceitunas no les irán bien.

Esta es la razón por la que solo debe introducir un alimento nuevo en la dieta de su perro a la vez, y siempre debe observar a su perro de cerca después de cualquier reacción adversa.

Una vez que haya examinado a su perro y le haya dado el visto bueno, no solo es seguro, sino también potencialmente saludable darle una o dos aceitunas a la semana, pero no más que eso para evitar el exceso de sodio.

Si su perro logra poner sus manos en un plato entero de aceitunas, consulte a su veterinario de inmediato debido a la cantidad de sodio que probablemente haya ingerido.

aceite de oliva para perros

¿Qué pasa con el aceite de oliva?

Si bien todos disfrutamos de una buena aceituna, el 90 por ciento de las aceitunas cultivadas en el Mediterráneo se utilizan para hacer aceite de oliva. Entonces, ¿qué pasa con este favorito de la cocina? ¿Es seguro dárselo a tu perro?

Una vez más, la respuesta es sí, los perros pueden comer aceite de oliva, con moderación, y que el aceite de oliva puede ofrecer importantes beneficios para la salud de los perros.

Tiene un alto contenido de grasas monoinsaturadas, que pueden reducir los niveles de colesterol y mejorar la forma en que el cuerpo descompone las grasas. Esto resulta en un menor riesgo de enfermedad cardiovascular y un menor riesgo de diabetes.

El aceite de oliva también está lleno de antioxidantes, que ayudan a combatir el proceso de envejecimiento, y está lleno de minerales saludables que pueden garantizar que el pelaje de su perro esté sano y brillante.

La mayoría de los perros sanos, con una dieta saludable de comida para perros de calidad que está especialmente formulada para darles todo lo que necesitan, no deberían necesitar aceite de oliva agregado a sus dietas, por lo que es completamente innecesario.

Si su perro está luchando con problemas de peso, diabetes o un pelaje maloliente, agregar una cucharadita de aceite de oliva a su comida una o dos veces por semana puede ser un suplemento saludable y ciertamente no le hará daño.

Conclusión

Sí, los perros pueden come aceitunas e incluso puede ser una adición saludable a su dieta, pero debe hacerse con cuidado.

Si bien los perros pueden comer aceitunas negras o verdes, no deben ser aceitunas preparadas con otros alimentos, ya que estos otros alimentos, como la pimienta y el ajo, pueden ser tóxicos para los perros.

También se deben quitar todos los huesos y semillas de las aceitunas antes de dárselas a los perros, ya que representan tanto peligros potenciales de asfixia como peligros para sus dientes.

Las aceitunas también deben administrarse a los perros con moderación, ya que tienen un alto contenido de sodio y el exceso de sodio puede ser muy venenoso para los perros. Realmente, los perros no deberían consumir más de una o dos aceitunas por semana.

Tratar a su perro con aceitunas ocasionales puede valer la pena, ya que ofrecen muchos beneficios para la salud. Las aceitunas son ricas en grasas monoinsaturadas, que ayudan a reducir el colesterol y protegen contra la diabetes.

También pueden ser una gran fuente de calcio para los perros, ya que los perros a menudo no pueden comer productos lácteos.

Las aceitunas también están llenas de vitaminas y minerales que favorecen la salud de los ojos, los músculos y el pelo. Entonces, adelante, deleite a su perro con una sabrosa aceituna.

Para obtener más consejos sobre qué alimentar a su mascota, visite las páginas de nutrición de nuestro sitio web.