Sabemos que en algún momento te has preguntado si los perros pueden comer almendras. Las almendras tienen numerosos beneficios para la salud de los seres humanos respaldados por la ciencia. Comer al menos diez almendras al día contribuye en gran medida a incorporar nutrientes valiosos a su dieta. Entonces, ¡una bolsa de almendras es una excelente manera de picar! Mientras disfruta de sus picaduras, es natural que se pregunte si su perro también puede comer algunas almendras y recibir los mismos beneficios nutricionales.

¿Los perros pueden comer almendras?

los perros pueden comer almendras

¿Cuáles son los peligros potenciales de las almendras para los perros?

  1. Riesgo potencial de asfixia

Las almendras son un peligro de obstrucción para nuestros compañeros caninos porque rara vez mastican su comida. La boca de nuestros perros no está preparada para masticar porque la mayoría de sus dientes son para triturar y rasgar, no para rechinar. Algunos perros incluso se tragan las croquetas enteras. Sin embargo, las croquetas se suavizan con la saliva. El consumo de una almendra entera, por otro lado, podría provocar obstrucciones potencialmente mortales de la tráquea o el esófago. Esto es especialmente cierto para las razas pequeñas y de juguete.

  1. Riesgo de indigestión

El sistema digestivo de su perro es otro asunto a considerar al preguntar si los perros pueden comer almendras. Quizás un puñado de almendras no derribe a un labrador devastador, pero una cosa es segura: su sistema digestivo tendrá problemas. El riesgo de obstrucción intestinal es excepcionalmente alto en cachorros y razas de juguete. No son digeribles para los perros, por lo que hacer estallar un puñado de almendras hace que tu perro haga popo. También es probable que encuentre sangre en las heces de su perro.

  1. Posible retención de líquidos

A los perros les encanta el sabroso sabor de las almendras, especialmente la variedad aromatizada: barbacoa, ahumados, canela, etc. Las nueces envasadas se sazonan en gran medida con sal. Demasiada sal hace que su perro tenga mucha sed y aumenta la retención de agua. La retención de agua es particularmente peligrosa para los perros con enfermedades cardíacas. También daña los riñones, lo que puede provocar problemas renales. Asimismo, el consumo excesivo de almendras envasadas puede provocar toxicidad por sal. Los saborizados son peores porque contienen sabores artificiales y otros derivados que podrían abrir otra mezcla de posibles riesgos para la salud de los perros. Entonces, ni siquiera pienses en dejar una bolsa de estos frutos secos en el sofá.

  1. Las almendras pueden agravar la pancreatitis

Las almendras son bastante ricas en grasa, que es el principal contribuyente al desarrollo de pancreatitis. Es la inflamación del páncreas; generalmente marcado por dolor abdominal. Otros síntomas de la pancreatitis son pérdida de apetito, letargo, vómitos y diarrea. Esta condición puede provocar una simple indigestión o agravarse y acortar la vida de su perro. La pancreatitis debe ser diagnosticada con precisión y tratada enérgicamente por su veterinario.

  1. Aumento del riesgo de cálculos renales y en la vejiga

El alto contenido de fósforo en las nueces, como las almendras, aumenta la probabilidad de que se formen cálculos en la vejiga y los riñones, los cuales son dolorosos para los perros. La vejiga puede romperse si no se elimina la obstrucción, lo cual es potencialmente mortal y requiere atención médica inmediata. Los beagles, bulldogs, perros salchicha y pugs están genéticamente predispuestos a los cálculos en la vejiga.

  1. Las almendras pueden causar alergias

Incluso una sola almendra puede afectar la salud de su perro si es alérgico a los frutos secos. Esté atento a los signos de una reacción alérgica y llame a su veterinario de inmediato. Los signos a tener en cuenta incluyen estornudos, urticaria, tos y dificultad para respirar.

  1. Podría exponer a su perro a la intoxicación por aflatoxinas

La aflatoxina es una sustancia tóxica que se encuentra en los cultivos y las nueces, como las almendras, las nueces de Brasil, los cacahuates y los pistachos. Producida por el moho común Aspergillus que causa el deterioro de los alimentos. La aflatoxina en los alimentos es levemente tóxica para los humanos, pero nuestros compañeros caninos son sensibles a ella. Por lo tanto, asegúrese de cerrar la puerta del armario; de lo contrario, su perro podría empujarlo y robar algunas almendras un poco rancias.

los perros pueden tomar leche de almendras

¿Los perros pueden tomar leche de almendras?

Las nueces de almendra no se recomiendan para perros porque causan obstrucción e indigestión. Esto llevó a los propietarios a la idea de darles leche de almendras a sus perros. así que no me sorprende cuando la gente pregunta: «¿Los perros pueden tomar leche de almendras?»

Las autoridades de mascotas, como la Sociedad Estadounidense para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales, no recomiendan la leche de almendras a los perros, ya que se vuelven intolerantes a la lactosa después de que sus madres los destetan. Los perros adultos no poseen las enzimas lactasa necesarias para descomponer la lactosa. Como resultado, su perro podría sufrir diarrea y vómitos si ingiere grandes cantidades. Los cachorros tampoco deben beber leche de almendras. Los cachorros solo deben beber la leche de su madre, pero en el caso de una madre ausente, una fórmula diseñada para cachorros es la segunda mejor opción.

La verdad es que nuestros perros pueden sobrevivir sin leche, e incluso los cachorros solo la necesitan por poco tiempo. Tenga en cuenta que su perro no recibirá los nutrientes beneficiosos de la leche de almendras. Es solo una adición costosa pero innecesaria a la dieta de su perro.

¿Qué debe hacer si su perro come almendras?

Los perros de diferentes tamaños pueden tener reacciones diferentes a cantidades idénticas de almendras ingeridas. Un labrador puede permanecer de buen humor después de robar un puñado de almendras, pero un bichón curioso corre el riesgo de tener una obstrucción esofágica o intestinal. Controle a su perro en busca de diarrea, vómitos, sueño inquieto y cambios en el apetito dentro de las próximas 6 a 12 horas. Cualquier señal justificaría un viaje al veterinario.

Si su perro se comió una bolsa grande de almendras, digamos una bolsa de tres libras, en un período corto, lleve a su codicioso amigo al veterinario de emergencia para recibir tratamiento. Se debe administrar tratamiento de apoyo, como líquidos intravenosos para la deshidratación y medicamentos para el manejo del dolor, para las preocupaciones inmediatas. Su veterinario puede usar un medicamento específico que hará que su perro evacue las almendras de su estómago. Si hay obstrucción, es probable que se requiera cirugía abdominal.

los perros pueden comer almendras

Conclusión

Aunque las almendras son saludables para el consumo humano, no son necesariamente los mejores alimentos para nuestros perros. Nuestros compañeros caninos tienen diferentes necesidades nutricionales que se adhieren a su estructura interna. Si bien las almendras no son tóxicas, es uno de esos alimentos que los perros no pueden digerir tan rápido como nosotros. Entonces, ¿los perros pueden comer almendras? Lo largo y lo corto es NO. Es posible que su perro haya dado algunos mordiscos en el pasado y se haya sentido bien, pero ahora que es consciente de sus peligros, debe guardar cualquier bolsa de almendras que tenga.