Sabemos que quieres saber si los perros pueden comer camarones. Cuando eres un devoto amante de los mariscos, ir a la costa y no comer camarones frescos no es parte del itinerario. Los camarones recién capturados son jugosos y de sabor delicado, y si te gusta fríos y bañados en una salsa de cóctel o al vapor y rociados con limón, es una comida ligera perfecta para cualquier ocasión.

¿Los perros pueden comer camarones?

No es ningún secreto que a su familiar felino le encantan los camarones, y su comida incluso puede tener camarones como ingrediente. Pero, ¿a los perros les gustan los camarones? Y si les gusta, ¿los perros pueden comer camarones?

los camarones son buenos para los perros

¿Los camarones son buenos para que los coma tu perro?

Los camarones son buenos para que su perro coma, siempre y cuando los cocines primero y solo ofrezca pequeñas cantidades de camarones para que los coma el perro. Si ha escuchado que la carne cruda es buena para los perros, puede que se pregunte por qué los camarones crudos son peligrosos.

Los camarones crudos están cargados de bacterias que pueden causarle a su perro algo llamado intoxicación por mariscos. Siempre debe cocinarse bien y llevarse a la temperatura adecuada antes de darle a su perro camarones para comer. Incluso si su proveedor de camarones afirma que los camarones son seguros para el sushi, no debe confiar en eso.

No hay tantos beneficios para la salud de su perro si come camarones con regularidad. Hablando evolutivamente, los antepasados ​​de su perro no comían comida del fondo del océano, donde los camarones residen naturalmente. Debido a esto, existen opciones de proteínas mucho mejores para su perro, como salmón, carne de res y aves.

Los camarones tienen pocas calorías y son de fácil digestión para tu compañero canino. También son ricos en minerales que aceleran el metabolismo y fortalecen los huesos y los dientes. Estos minerales incluyen hierro, calcio y fósforo.

Además de las posibles infecciones bacterianas al comer camarones poco cocidos, los camarones también tienen niveles altos de colesterol. Ciertamente, tu perro no necesita colesterol en su dieta, porque es malo para su peso y su sistema cardiovascular.

los perros pueden comer camarones

Preparando camarones para tu perro

Si insiste en darle camarones a su perro, debe tomar algunas precauciones antes de comenzar a llenar el plato de su perro con camarones. Primero, debes pelar los camarones y quitarles las cáscaras.

Es importante mencionar que las cascaras de los camarones son de alto riesgo para los perros, por lo cual es muy importante quitarla antes de darle a tu perro. Las cáscaras son difíciles de masticar y pueden atorarse en los dientes o la garganta y crear un peligro de asfixia.

Las conchas pueden incluso atascarse en los intestinos si su perro come un montón de camarones crudos a la vez. Lo mismo ocurre con las colas.

Si has intentado comer la cola del camarón, sabes lo difícil que es masticar la cola. Tu perro no tiene los dientes adecuados para moler las colas, y además son muy difíciles de digerir. Retira todo de los camarones y córtalos en trozos antes de dejar que tu perro coma y que tenga algún residuo que le sea difícil comer.

Cuando cocine camarones, debe tener en cuenta las necesidades y restricciones dietéticas de su perro. Los camarones fritos no son buenos para su perro; Grandes cantidades de grasa provocarán trastornos digestivos o inflamación del páncreas. Lo mismo ocurre con la mantequilla.

La sal en exceso es un enemigo en la comida de los perros, el exceso de este ingrediente puede aumentar la presión arterial de tu perro o causar que se deshidrate. Asegúrese de que los camarones que coma su perro estén libres de ajo y cebolla en polvo. El ajo y la cebolla son tóxicos para su perro en cualquier forma, especialmente en forma de polvo.

¿Los camarones son buenos para los perros?

Los camarones definitivamente no son una necesidad dietética para los perros. Los perros están diseñados para comer proteínas, pero los camarones no son algo para lo que tu perro fue diseñado.

Una mejor opción que los camarones son las frutas, como el melón y la papaya, los cuales son totalmente seguros siempre y cuando sigas ciertas instrucciones y no pasen de un cierto porcentaje en la alimentación de tu mascota.

Si desea ofrecer a su perro un tipo de proteína más exótica, hable con su veterinario sobre las formas aceptables que se encuentran en un alimento seco para perros bien formulado.

La comida de tu perro tiene todo lo que necesita para estar sano y llevar una vida equilibrada, por lo que a menos que tenga una condición médica, realmente no hay razón para darle más comida.