¿Los perros pueden comer espinacas? Como tantas otras hojas verdes, la espinaca es muy rica en nutrientes. Considerado un complemento importante de la alimentación humana, este vegetal es rico en hierro, fósforo, calcio, vitamina A y vitaminas B. Pero, ¿las espinacas están contraindicadas para los perros?

¿Los perros pueden comer espinacas?

En nuestra dieta, la espinaca se considera un alimento muy nutritivo. Esta hoja alcanzó notoriedad mundial a través de las caricaturas de Popeye, ese marinero que ganaba fuerza sobrehumana cada vez que probaba una buena ración de espinacas. Lo que sí sabemos es que las cualidades de esta verdura no se pueden subestimar. Según los expertos en el campo de la nutrición, las hojas de espinaca son buenas para la visión, ayudan a controlar la presión arterial, contienen una buena dosis de fibra, que ayuda a prevenir el estreñimiento y también contienen sustancias antioxidantes, encargadas de reducir el envejecimiento de la mujer. células además de ayudar a combatir las células cancerosas.

Pero siempre que comento aquí sobre la inclusión de verduras en el menú de los perros que reciben una dieta natural, trato de explicar cuál es el papel de estos alimentos en la dieta diaria.

Como ya explicamos aquí en el blog, en varios artículos sobre alimentación natural, la protagonista de cualquier comida casera para perros debe ser la proteína. Las verduras juegan un papel secundario y funcionan como suplementos nutricionales. Esto es importante porque los perros no tienen un sistema digestivo tan bien preparado como el nuestro para digerir este tipo de alimentos. Aun cuando consideramos la importancia de un alimento de origen vegetal en cuanto a su calidad nutricional, la cantidad ofrecida debe ser moderada, y esto no es diferente en relación a las hojas verdes, como la espinaca o la col rizada.

los perros pueden comer espinacas

¿Las espinacas son seguras para los perros?

Siempre que se ofrezcan en cantidades moderadas, representando siempre una pequeña parte de cada comida, los perros pueden comer espinacas sin problemas al igual que otras verduras. Entonces respondamos esa pregunta diciendo que sí, los perros pueden comer espinacas, pero sin exagerar.

Recuerda que cuando hablamos aquí de alimentos que se pueden ofrecer a los perros, nos referimos a aquellos que ya reciben con regularidad comida natural, elaborada en casa con ingredientes frescos, especialmente preparados para ellos. Los animales que se alimentan de piensos industrializados, en general, no necesitan suplementación, ya que estos piensos se consideran alimentos completos para perros. Nunca complemente la comida de un perro que ingiera alimentos comerciales, a menos que lo indique el veterinario.

los perros pueden comer espinacas

¿Cómo darle espinacas a un perro?

En general, las hojas verdes son más nutritivas cuando se ofrecen crudas, pero trituradas para facilitar la digestión. Sin embargo, en el caso específico de las espinacas, lo mejor es ofrecerlas ligeramente cocidas (ver más abajo). Puedes cocinar las espinacas al vapor ligeramente, o simplemente agregar las hojas, ya trituradas, durante la preparación de la proteína que tu perro come normalmente. No es necesario ofrecer hojas verdes todos los días, y el tipo de hoja también se puede variar, sin necesidad de repetirlo cada vez. Algunos propietarios ofrecen hojas dos o tres veces por semana, mientras que otros prefieren agregar hojas verdes solo una vez a la semana.

¿Puede un perro comer espinacas?

Podemos decir que, como norma general, cada comida puede contener diferentes tipos de verduras. Si opta por ofrecerlos crudos, puede triturarlos en una licuadora (recuerde que algunos vegetales no se pueden ofrecer crudos, como las papas o el brócoli). Cuando se trituran, estas verduras forman una mezcla que tiene la consistencia de un puré. Esta mezcla debe agregarse a la comida en cantidades adecuadas, de modo que represente una parte más pequeña del plato.

Sin embargo, como las verduras crudas tienden a ser menos apetecibles para la mayoría de los perros, muchos propietarios optan por servirlas cocidas y mezcladas, lo cual no es una mala idea. Si bien, debido a la cocción, se produce cierta pérdida de las propiedades nutricionales de los alimentos, la cocción también ayuda a la digestión y facilita la absorción de nutrientes. La más adecuada es la cocción al vapor, que mantiene buena parte de las propiedades nutricionales de los alimentos.

Contraindicaciones de la espinaca para perros.

Mucha gente pregunta por qué se menciona la espinaca en algunas listas de alimentos contraindicados para la alimentación de perros. El motivo es que las hojas de espinaca contienen una sustancia llamada ácido oxálico (ácido etanodioico) que, cuando se consume en grandes cantidades, puede resultar tóxico para los perros e incluso para los humanos, especialmente los niños.

Como ocurre con otras hojas verdes, como acelgas, remolacha y ruibarbo, estas últimas contienen la mayor cantidad de ácido oxálico, este compuesto también se puede encontrar en las espinacas. Además de causar intoxicación cuando se consume en exceso, esta sustancia se conoce como antinutriente, ya que reduce significativamente la cantidad de hierro que utiliza el organismo. Se estima que solo el 5% del hierro contenido en las espinacas es absorbido eficazmente por el cuerpo.

Otro punto que hay que tener en cuenta es que, al combinarse con el calcio, este compuesto forma oxalato cálcico, que es insoluble y puede contribuir a la formación de cálculos renales y vesicales. Una posible contraindicación, por tanto, sería en el caso de animales que ya han presentado problemas de este tipo.

De todos modos, podemos decir que pequeñas cantidades de espinacas son insuficientes para causar intoxicación en perros sanos, tanto es así que varias raciones comerciales incluyen esta verdura en sus formulaciones. Teniendo en cuenta que esta verdura aporta importantes nutrientes para el organismo, como fibra, vitaminas y antioxidantes, no hay razón para privar a tu perro de estos beneficios. La regla más importante para el consumo de espinacas por parte de los perros es la misma en relación a cualquier alimento de origen vegetal: moderación.

Importante: El contenido de este blog es meramente informativo y en ningún caso reemplaza la orientación de un veterinario, especialmente en el caso de trastornos alimentarios, intoxicaciones o cualquier otra patología relacionada con la ingestión de alimentos u otros productos. Siempre que exista algún síntoma inusual en su mascota, llévelo al veterinario de inmediato. Recuerde que cuanto antes se diagnostique el problema, mayores serán las posibilidades de curación.