¿Los perros pueden comer sardina? Cuando hablamos de comida natural para tu amigo canino, hablamos de una dieta basada en alimentos frescos y naturales, la mayoría de las veces preparados en casa en la cocina, cuidando que estén de manera perfecta para tu perro. Muchos propietarios optan por ofrecer este tipo de alimentos a sus peludos para brindarles una dieta más saludable, libre de conservantes y otros productos que pueden no ser beneficiosos. Pero cuando hablamos del pescado como parte integral de la comida habitual para perros, a menudo nos olvidamos de aquellos que no son frescos y que se pueden encontrar en latas en cualquier supermercado.

En primer lugar, es bueno comentar que cuando pensamos en ofrecer pescado a nuestro compañero de cuatro patas, existe una gran variedad de opciones. Las sardinas son un tipo de pescado que se puede encontrar fresco o enlatado. Entonces, comentemos los tipos de sardinas que podemos encontrar fácilmente en pescaderías o supermercados.

¿Los perros pueden comer sardina?

La sardina es un pescado rico en ácidos grasos omega-3, que son beneficiosos para las articulaciones y, en el caso de los perros, también pueden ayudar a que el pelaje se vuelva más sano y bonito. Además, existen muchos otros beneficios para la salud que pueden aportar las sardinas. Antes de comentar las cualidades nutricionales de este alimento, respondamos nuestra pregunta inicial con un sí rotundo, los perros pueden comer sardina, pero de vez en cuando.

La razón por la que a los perros no se les ofrecen sardinas a diario es que, a pesar de ser un nutriente rico en proteínas, la carne de pescado, incluso en el caso de las sardinas, no es suficiente para suplir la necesidad diaria de nutrientes que necesita un perro. Siempre que hablamos de carne de pescado aquí, tratamos de dejar claro que cuando un perro come pescado con regularidad, es importante variar las fuentes de proteínas para que pueda tener una dieta equilibrada.

Las sardinas también ayudan a regular el sistema inmunológico, ralentizan los procesos inflamatorios y también se sabe que ayudan a la salud del cerebro, lo que puede ser muy bueno para los perros de edad avanzada e incluso para los cachorros. Con todas estas cualidades, podemos decir que los beneficios de ofrecer a tu perro sardinas, por ejemplo dos veces por semana, superan con creces los posibles factores negativos.

La mejor forma de ofrecerle sardinas a tu perro es mezclar la carne con la comida que recibe habitualmente, ya sea comida industrializada o una comida preparada en casa. La cantidad de sardinas que puede consumir un perro por comida dependerá directamente del peso del animal. El equivalente a la cantidad de una lata de sardina, es suficiente para la comida de un perro que pesa entre 15 y 20 kg. Esta porción se puede ofrecer dos veces por semana.

los perros pueden comer sardina

Sardinas frescas y sardinas enlatadas

Un cuidado fundamental a la hora de ofrecer sardinas frescas a los perros es en relación con los huesos y las espinas. Por tanto, en el caso de alimentos frescos, asegúrese de que estén completamente deshuesados ​​antes de preparar la comida de su mascota. Las sardinas frescas se pueden cocinar en la sartén con un poco de aceite vegetal, como aceite de girasol.

Nunca ofrezcas pescado crudo a tu perro. En cuanto a las sardinas en conserva, al contrario de lo que muchos puedan pensar, también se pueden ofrecer a los perros. Sin embargo, evite las sardinas enlatadas conservadas en aceite o sal morisca. Prefiera siempre los de agua pura, que son mucho más saludables para los perros. Eso sí, si hay elección, prefiera siempre las sardinas frescas, y ofrezca siempre deshuesadas y cocidas.

los perros pueden comer sardina

Pescado en la comida normal para perros

Como ya se ha mencionado en varias ocasiones en nuestro sitio web, el elemento principal en la dieta de un perro es la carne, porque este tipo de proteína es la principal fuente de nutrientes que los perros tienen que consumir a diario. Y a pesar de que los pescados si tienen proteínas, especialmente el salmón, el atún e incluso las sardinas, este tipo de alimentos no contienen todas las propiedades nutricionales que un perro necesita recibir a diario.

Por tanto, el pescado no puede ser la única fuente de proteínas en la comida para perros. Lo más adecuado, como comenté anteriormente, es variar estas fuentes de proteínas. Si ofreces pescado dos veces por semana, el resto de días ofrece otra fuente de proteínas para tu peludo, como carne magra de pollo, por ejemplo. El pollo y la ternera son más completos para los perros desde el punto de vista nutricional, pero eso no significa que debas eliminar el pescado de la dieta de tu perro.

Siempre que observe estos problemas, su perro puede beneficiarse de todos los nutrientes que ofrece el pescado, sin ningún riesgo para la salud. Si tienes dudas respecto a otro alimento proviniente del mar, puedes ver nuestro articulo respecto a si los perros pueden comer camarón.

Ofrecer sardinas a tu perro: consejos importantes

Ahora que sabes que los perros pueden comer sardina, no debes confiarte, toma nota de los siguientes puntos clave antes de ofrecercelo, y mucho mas importante, antes de dar un alimento nuevo a tu perro, consulta con un veterinario.

Nunca permita que su perro coma sardinas crudas.

Asegúrese de que la sardina esté completamente deshuesada antes de ofrecérsela a su cachorro.

No sustituya el pescado por carne de res o pollo. Ofrezca la sardina dos veces por semana.

Nota: en el caso de las sardinas enlatadas, revise siempre cada una para asegurarse de que no tenga huesos. Incluso cuando está escrito en la lata que la sardina está deshuesada, es necesario asegurarse de que no queden huesos en su interior.