Entre las cualidades que puedes encontrar en los caninos, hay algunas que requieren de cuidado y atención, como es el caso de los perros que parecen un trapeador, sigue leyendo y conoce a estas cautivadoras mascotas que poseen un pelaje envidiable, capaces de crecer en medidas impensables.

Estos perros merecen nuestra admiración absoluta por la forma en que lucen su aspecto de «trapeador” mientras caminan o incluso, como si tuviesen un peinado “rasta”. ¡Mira estas 4 razas de perros que parecen una fregona y dinos cuál preferirías tener!

Perros que parecen trapeador

Entre los perros que parecen un trapeador podemos encontrarnos algunos con melenas que se asemejan también a otros estilos de cabello, desde perros con peinados rastafaris hasta aspecto de boxeadores griego antiguo, la mayoría de los amantes de los perros están acostumbrados a tener o encontrar perros con abrigos rectos, rizados o esponjosos, por lo que la apariencia de un perro con pelaje grueso y trenzado puede ser sorprendente.

Además, los perros que parecen un trapeador nunca dejará de desconcertar a los amantes de estos caninos, en especial, porque su pelaje les brinda un abrigo grueso con forma de cuerda definida, formando los hilos parecidos a la fregona, en muchos casos, este proceso natural donde el pelaje toma esa forma recibe el nombre de «cording».

Algunos perros que parecen un trapeador son particularmente perros de pastoreo, con orígenes en Europa Central, muy lejos de las costas de Jamaica o el Mediterráneo, de hecho, la formación de cuerdas o pelaje grueso es un asunto natural, aunque prolongado.

En los perros cuyo pelaje grueso es debido a la genética, el crecimiento de este aspecto puede llevar varios años, aunque sí existen algunas razas que no requieren tanto tiempo para llegar a ese estado.

Estas son las 4 razas de perros que parecen un trapeador, ya sea por naturaleza o elección:

  1. Bergamasco
  2. Habanero
  3. Komondor
  4. Puli

Bergamasco

Nuestra primera raza, el Bergamasco, tiene sus orígenes en los Alpes italianos, alrededor de la provincia de Bérgamo, justo al norte de Milán, donde la mayoría de los perros tienen doble capa de cabello.

El pelaje de este perro de pastoreo se compone de tres variedades de pelo, tiene dos capas inferiores, una que es corta y pulida, y otra que es más larga y más fibrosa, además, la capa superior es más rizada y tiene la consistencia de las ovejas que habitualmente cuida.

Esta elegante raza ha existido por más de 2,000 años, el bergamasco es uno de los perros que parecen un trapeador que realmente sorprende, ya que son perros inteligentes y amigables, además de tener habilidades de pastoreo increíbles.

Gracias a eso, desde sus comienzos en estas regiones fueron utilizados para proteger ovejas y vacas, y al igual que en Komondores y Pulis, sus cabellos les ayudan a mantener el calor de su cuerpo y protegerlos contra los depredadores.

Cuando hay mucho sol durante los días brillantes de invierno, el cabello largo en la cabeza los protege de las quemaduras solares y permite una mejor visión.

Habanero o Bichón habanero

Este es uno de los perros que parecen trapeador más cautivador que existen, ya que poseen una personalidad divertida, extrovertida y juguetona.

Por mucho tiempo formaron parte de las mascotas de compañía de la aristocracia cubana, al menos, por todo lo largo del siglo XIX y, también como artistas de circo.

Estos son uno de los perros que parecen un trapeador, son adorables y en parte, se debe a que su pelaje forma cordones blancos impecables, aunque, algunos dueños aplican el constante aseo y cepillado para evitar que se formen los tapetes.

El enganche y el enmarañado son naturales para el habanero, pero puede ser más problemático para esta raza de perro tan pequeña, es por eso que el proceso de esterilla es más corto para esta raza, asimismo, sus abrigos pueden ser un desastre de pelaje en solo dos años.

Como se trata de perros pequeños, si se les permite o alienta a producir pelajes gruesos y con aspecto a trapeadoras, se vuelven una raza peluda relativamente más fácil de bañar y secar, a diferencia de sus pares en este artículo.

Komondor

Originario de la actual Hungría, el Komondor es la raza que la mayoría de los aficionados a los perros asocian con trapeadores. Al igual que su primo italiano, el perro con aspecto de trapeador húngara es una raza trabajadora, conocida por su capacidad de criar y proteger el ganado.

En cuanto a su pelaje, sus cabellos largos y gruesos que cubren el cuerpo tardan un par de años en unirse de forma natural, creando así una capa que le ofrece aislamiento contra el frío extremo y resistencia a la intemperie durante las fuertes lluvias.

El Komondor es un perro criado para proteger ovejas y ganado, tradición que se lleva a cabo en Hungría durante siglos.

Entre las curiosidades más fascinantes de esta raza de perros que parecen un trapeador, es que en realidad nacen con una bata blanca y suave, el efecto del tiempo es lo que hace que su capa exterior fibrosa crezca descontroladamente, atrapando a la capa inferior más suave que brinda el bulto a la superior.

Puli

Hungría también es cuna de este cuarto perro en la lista y es que estos vivaces caninos son como un primo cercano del Komondor, tiene cuerdas de cabello más delgadas que son el resultado de las capas externas e internas entrelazadas.

Al igual que sus hermanos Dreadlock, se sabe que los Pulis son excelentes perros pastores y a menudo están emparejados con Komondores para proteger la manada.

Lo particular de este tipo de perro es que a pesar de tener los cordones que lo hacen lucir como un trapeador, aún necesitan mantenimiento para evitar esteras, sus dueños normalmente no se las cortan porque les protegen de las bajas temperaturas y de los eventuales ataques de depredadores.

Tanto el Puli como el Komondor son perros que parecen un trapeador y en el caso de este par, ambos son de Hungría. Entre las características que poseen, los pulis son perros decididamente más rápidos, a pesar de su tamaño.

Por otra parte, la dieta, el acondicionamiento y la salud en general afectan la formación de los cordones de Puli, así que si las dos capas del perro no crecen a un ritmo similar, es posible que sus cuerdas no se junten en absoluto, o que sean más débiles de lo normal, con una tendencia a caerse del cuerpo cuando crecen demasiado voluminosas.

Todos los perros vienen en una variedad de tamaños, colores y cabello, si bien hay cientos de peluqueros caninos disponibles, estos perros que parecen trapeadores se sienten y se ven muchísimo mejor sin ellos. Además, los amantes de los perros defienden sus aspectos y admiten que estas magníficas criaturas se ven innegablemente hermosas, son divertidas gracias a su aspecto también.