El repelente de orina para perros es un elemento útil fundamental que te ayudará a evitar que toda tu casa huela a orina y que a su vez, no perjudicará la salud de tu canino, pero si aún no sabes qué es ni dónde lo puedes encontrar, entonces este artículo es para ti.

Si toda su casa huele a orina de perro porque tiene un amigo canino que no deja de hacer pis adentro, encontrar una solución de limpieza es un paso esencial para mantener tu hogar aseado, pero saber cuál opción es la menos dañina para tu mascota puede ser un desafío.

Qué es un repelente de orina para perros

Un repelente de orina para perros es un producto enzimático, no tóxico cuya finalidad es variada. Por un lado, te ayuda a prevenir que tu perro pueda orinar en la zona donde lo esparzas y por el otro, si ya tu canino ha marcado con su orine algún espacio que no debió, esta herramienta hará que no vuelva a hacerlo, de esta forma, podrá hacer sus necesidades en el lugar que le has designado para eso.

El marcado de orina es un desafío que viven todos los padres de perros, a diferencia de los accidentes simples, que pueden indicar algún miedo o emoción que esté sintiendo el canino, la marca de orina es un comportamiento territorial.

Por eso, cuando se rocía el repelente de orina para perros puede ser muy desconcertante para ellos, en especial cuando no están entrenados para ir al baño en sus espacios determinados y están en ese proceso de definición de sus zonas permitidas en la casa.

Actualmente, existen soluciones comerciales y caseras de este tipo de productos, algunas más efectivas para unas cosas que para otras, pero en sí, la mayoría funciona para repeler que el canino haga su necesidad más básica en donde se rocía.

En el caso de un repelente de orina para perros industrial (es decir, de los que se compran ya preparados), estos podrían venir para dos funciones diferentes:

  1. Eliminar por completo el olor de orina en una zona ya marcada por el canino, ideal para perros grandes con pocos hábitos de ir al baño.
  2. Desalentar la micción en ese lugar gracias a los ingredientes fuertes como la canela y la hierba de limón, entre otros.

Afortunadamente, hay cosas que puedes hacer para cambiar los hábitos de tu perro y entrenarlo, así como con sus ladridos u otras actitudes, pero antes de tomar medidas drásticas de cómo lidiar con su marcado en todas partes, deberías consultar con su veterinario para descartar cualquier posible causa médica del comportamiento.

Por ejemplo, las afecciones como las infecciones de la vejiga o del tracto urinario pueden hacer que un perro orine con frecuencia y necesite un tratamiento inmediato, más allá de que puedas usar el repelente de orina para perros en toda la casa, será algo que él no podrá evitar y se sentirá muy mal de hacerlo en un lugar que le desagrada, debido al olor del repelente.

Cómo hacer un repelente de orina para perros

La situación con la micción de tu canino deberá ser la que determine si puede ser tratada con un repelente para orina de perros casero o si debes optar por la solución comercial, en el caso de la primera, en Internet hay cientos de sitios que aseguran soluciones del hogar que pueden funcionar como repelente.

Si prefieres seguir la ruta natural y hacerlo tú mismo, puedes buscar la misma solución utilizada para eliminar el olor a mofeta del pelaje del perro y de esa forma, evitar que tu perro orine en ese espacio nuevamente: vinagre.

¿Por qué el vinagre funciona para evitar que los perros orinen? El ácido acético tiene un olor que a los perros no les gusta, lo que puede funcionar como elemento disuasorio, sin embargo, no se debería abusar del mismo. De esta forma, podrías mezclar partes iguales de vinagre blanco y agua en una botella con atomizador, agitar bien la solución y luego rociarla sobre el área de la alfombra donde su perro tiende a orinar.

El ácido acético que le da al vinagre su capacidad para prevenir y eliminar las manchas de orina ciertamente funciona, pero también viene con su propio olor que no muchas personas prefieren. En este caso, puedes agregar aceites esenciales que no solo huelen bien, sino que también actúan para repeler a los perros de quedarse en cierta área.

Este es el repelente de orina más simple que se encuentra en línea para perros, pero también hay muchos otros repuestos, alguna otra tienda en línea agrega limón y otros ingredientes muy poderosos de olor completo. como clavos o canela, hierbas como ruda y demás similares, para obtener un repelente con la misma función pero con un olor agradable.

El inconveniente podría ser cuando en este tipo de soluciones caseras se usa aceites esenciales, ya que al ser aplicadas en cualquier superficie que un perro pueda lamer, puede ocurrir una intoxicación. Por eso, se recomienda que tenga cuidado de usar cantidades muy pequeñas y diluirlo bien; en especial porque algunos aceites esenciales pueden ser tóxicos para los perros cuando se ingieren.

Repelente de orina para perros comercial

Entre las soluciones comerciales para repelente de orina para perros puedes encontrar el de la marca Unique, elaborado para eliminar los olores y las manchas de los pisos de madera, baldosas y piedras que hayan sido orinadas, además, poseen una mezcla no tóxica de probióticos seguros y enzimas naturales que biodegrada el olor y tiñe las moléculas sin dejar nada atrás, evitando igualmente que el espacio sea marcado nuevamente por el pis del canino.

Igualmente, es un repelente de orina para perros que no posee productos químicos agresivos, ni aditivos o residuos que puedan dañar la salud de tu familia o mascotas.

Otra de las fórmulas comerciales que podrían ser similares a Unique, es la de Nature’s Miracle, un poco más fuerte que la primera y con muchísimas más opciones de tamaño.

Razones de la micción canina

Los perros no son rencorosos ni vengativos, por lo que el marcado de orina nunca es una señal de que están tratando de «vengarse de ti» por algo. En cambio, generalmente es provocado por algo que perciben como una amenaza para su territorio, aunque otras razones podrían ser la causa también.

Entre ellas podemos encontrar que no han sido esterilizados o castrados, consiguen objetos desconocidos en el hogar y desean asegurar su espacio, conocen nuevas personas o incluso, están en contacto con animales desconocidos en el parque o llegando a casa, lo cierto es que colocar una capa delgada de repelente de orina enzimático comercial podría ser una buena solución proactiva para que tu perro pueda dejar de hacerlo y recibir más diligentemente el entrenamiento que le brindas para esto.

Aunque, si te preocupa tener que rociar todo el espacio todos los días para mantenerlo alejado cuando quiera orinar, no hagas mucho hincapié en ese punto, ya que muchos perros tienden a orinar en o alrededor de las mismas áreas, por lo que hacerlo en una sola zona pero bien abierta, debería ser suficiente.

Finalmente, si tu mascota se encuentra estableciendo su dominio o no, un repelente de orina para perros podría ser de mucha ayuda, aunque la mejor solución es dar con la solución veterinaria que te confirme que no está viviendo momentos de estrés y ansiedad, de esa forma, esta herramienta podría ser más útil para ambos.