Hoy abordaremos en este contenido el siguiente tema, los perros pueden comer cebolla, muchos dueños de perros tienen esta duda, ¿puedo ofrecerle un trozo de cebolla a mi perro, la cebolla traerá algún tipo de daño a mi perro?

De todos modos, hay muchas dudas sobre la alimentación natural para perros, no todo se libera, muchos alimentos que comemos los humanos no son buenos para ellos, a veces esa comida que pensamos que es bastante saludable, no hace ningún bien a los perros.

Por eso, en este contenido, el tema es, los perros pueden comer cebolla, a muchos tutores les gusta compartir su comida en trozos pequeños y, o porciones para su amigo canino, los perros sienten como un gesto de cariño el darles de nuestra comida.

¿Los perros pueden comer cebolla?

Pero ¿qué pasa con las cebollas, los perros pueden comer cebolla? A lo largo de este artículo te daremos la respuesta y hay que tener en cuenta que no todo está permitido para nuestros perros, hay que cuidar de su salud que en ocasiones puede ser frágil, ya que al fin y al cabo dependen de nosotros para todo.

los perros pueden comer cebolla

¿Pueden los perros comer cebolla, sí o no?

Aclaremos este tema, los perros no pueden comer cebolla, la cebolla es un alimento altamente peligroso y jamás debes dárselo a probar.

Pero la cebolla no solo es peligrosa, la cebolla puede matar a su perro, realmente no se debe dar, en el mejor de los casos, si la cebolla no mata a su perro, puede enfermarlo gravemente, ya sea que esté cruda, cocida o mezclada con otro alimento. o polvo, dañará a los perros.

Así que tenga mucho cuidado con la cebolla, se encuentra en ella una sustancia llamada disulfuro de N-PROPILO la cual es más conocida como tiosulfato, esta también se puede encontrar en el ajo, sin embargo en el ajo hay una cantidad menor, y en la cebolla, es mucho mayor, encontrándola en grandes cantidades.

Nosotros podemos asimilar esta sustancia sin problemas, pero el organismo de los perros es muy diferente al nuestro, ellos no pueden digerirla, no tienen la enzima necesaria para este tipo de digestión, por eso la cebolla es tan dañina para ellos.

Esta sustancia actuará directamente sobre la hemoglobina de los glóbulos rojos que se conocen como glóbulos rojos, la hemoglobina es una proteína que tiene la función de transportar oxígeno a los glóbulos rojos del cuerpo, el tiosulfato se une a la hemoglobina.

Y cuando esta sustancia se une a la hemoglobina provoca que se someta a un proceso de oxidación, lo que reducirá la capacidad de los glóbulos rojos para transportar oxígeno al cuerpo, provocando también los llamados cuerpos de Heinz que emiten señales dentro de la célula.

Este proceso hace que el organismo del perro se engañe a sí mismo y piense que el glóbulo es un invasor dentro del organismo, por lo que el propio cuerpo atacará a los glóbulos rojos del organismo, esto se llama hemólisis, lo que causan una pérdida de glóbulos rojos causando una anemia hemolítica.

En resumen, los perros no tienen la enzima necesaria para el metabolismo del tiosulfato y, a diferencia del ajo, que tiene muy poca de esta sustancia, la cebolla tiene una cantidad considerable y es extremadamente tóxica para nuestros amigos de cuatro patas, por lo que los perros no pueden comer cebolla.

Incluso cuando se consume en cantidades mínimas, la cebolla seguirá siendo tóxica para los perros, ya sea cruda, cocida, en polvo o lo que sea, ¡la cebolla no se les debe ofrecer!

los perros pueden comer cebolla

¿Qué síntomas experimentará mi perro si come cebolla?

Si tu perro se ha comido la cebolla, se recomienda que la lleves de inmediato al veterinario de tu confianza, contando lo sucedido, la cantidad y tipo de cebolla que comió para que el veterinario pueda tomar las precauciones lo antes posible.

Vea algunos de los síntomas que puede presentar el perro:

  • Apatía
  • Excesiva debilidad
  • Vómito
  • Diarrea
  • Sangre en la orina
  • Falta de apetito
  • Respiración dificultosa
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Problemas de coordinación

Estos síntomas pueden aparecer a los pocos días de que el perro haya consumido un exceso de cebolla, cuidado con los signos, los perros suelen sentirse atraídos por cualquier tipo de comida, puede que en algún momento de descuido, tu perro comio la cebolla y ni siquiera la has visto, así que preste mucha atención a los síntomas.

¡La falta de tratamiento inmediatamente después de la intoxicación puede provocar la muerte de su perro!

¿Cuánta cebolla puede comer mi perro?

Existe cierta cantidad de consumo de cebolla para los perros que podemos considerar segura, pero realmente la posibilidad de intoxicación es muy alta y puede llevar a su perro a la muerte si no hay tratamiento apropiado.

Algunas investigaciones confirman que perros que pesan hasta 15 kg pueden intoxicarse con un máximo de 25 gramos de cebolla, la cantidad es muy pequeña, no es bueno arriesgarse, siempre ten cuidado, imagina un perro con un 1 kg, que se consideran pequeños. , esta cantidad de 25 gramos probablemente sería fatal.

Otra pregunta que hay que tener en cuenta es sobre la comida natural para perros, si te adhieres a este tipo de comida debe hacerlo un nutricionista veterinario y sobre todo, debes estar, siempre atento a los ingredientes que hay en esta comida.

Los restos de comida de tu plato no son nada saludables, ya que contienen muchas especias, sal y alimentos que pueden ser extremadamente tóxicos para ellos, así que una vez más, presta mucha atención a lo que le estás ofreciendo a tu perro.

El hecho de que tu perro coma cebolla solo una vez no quiere decir que ya estará intoxicado, el peligro con los glóbulos rojos es algo que se va desarrollando entre más vayas alimentándole cebolla, lo cual ciertamente dañará a tu perro.

¿Qué debo hacer si mi perro come cebolla?

Los accidentes ocurren, a los perros les gusta la mayoría de los alimentos y no siempre podrás evitar que tu perro los consuma sin que lo veas, así que digamos que tu perro ingirió cebolla, ve a tu veterinario y cuéntale lo que sucedió.

Entre más pronto acudas con un veterinario, el podrá hacer vomitar a tu perro causando que se elimine la cebolla de su sistema digestivo, aun si la ingestión ya ha pasado hace más de 30 minutos, el veterinario aún sabrá qué hacer.

Es mucho mejor si quieres darle comida a tu perro diferente a las croquetas, que le des frutas, como arándanos o melón.

¡Lo más importante es que busque ayuda y no deje a su perro sin tratar para que la condición se pueda revertir!

¡Comparte esta información con tantas personas como puedas y ayuda a varios perros!