La creencia de observar un perro comiendo frutas, pasaba a ser un hecho lejano hace algunos años atrás, pero al descubrir los beneficios que causa sobre su alimentación, no resulta erróneo preguntarse si los perros pueden comer naranja, porque no solo se trata de carnes, los perros también son muy receptivos a las frutas.

¿Los perros pueden comer naranja?

Las dudas sobre si los perros comen naranja, forma parte de esa inquietud sobre el tipo de fruta recomendable para los caninos, porque se debe tener cuidado de lo que consumen, además de no saber cómo reaccionen ante los cítricos, por ello es necesario develar todo acerca de este tema para siempre apuntar hacia el bienestar del perro.

los perros pueden comer naranja

Entérate si los perros comen naranja

Lo que debes descubrir sobre si los perros pueden comer naranja, primero que enada es que los perros si poseen una aceptación a la naranja, además del gusto surge el hecho de que presenta interesantes nutrientes, por este motivo es valioso indagar todo lo que hay detrás de la fruta, para que tu perro no presente algún efecto adverso que sea importante.

A pesar de ser una fruta cítrica, no existe una negativa para que los perros puedan comer naranja, además lo que si debes probar en tu perro, es que no rechace el olor y el sabor que presenta, es decir no es un consumo general para todos los perros, cada uno con sus propios gustos y antojos al momento de comer, así que si se aleja, no puedes obligarlo.

Para tratar que pruebe la naranja, en muchas ocasiones se recomienda prepararla por gajos, de esta forma no será abrumador la primera vez, sino que puedes llevarlo de a poco para que tenga contacto con esta fruta, y su consumo siempre forma parte de una cuestión ocasional, más no un elemento imprescindible sobre su alimentación.

Para calcular la frecuencia de comer naranja, puedes medir un 10 o un 15% sobre el menú con el cual tiene contacto, en cambio cuando se supera solo puede despertar un claro rechazo sobre el perro, sino que puede formar parte de un dulce o un premio a otorgarle, de esta manera sigue siendo una opción saludable en cualquier caso.

Las formas de suministrarle naranja a los perros

La facilidad al respecto de consumo de naranja sobre los perros, es que se puede conseguir sin problemas en el supermercado, pero no puedes descuidarte con el lavado previo, de igual manera como si te la fueras a comer tú, además puedes buscar eliminar esa cáscara y sacar tanto las semillas como los hilos blancos.

Antes de servir la mandarina al perro, puedes probarla para que no sea amarga, sino que puedas comprobar que se encuentra dulce, de otro modo al estar amargo solo causa que el perro la rechace por completo, luego estos gajos o trozos se lo puedes brindar en un día de paseo como una especie de premio.

En medio de algún entrenamiento con el perro, es útil que pueda obtener naranja como parte de su alimentación, de este modo le puedes dar esta fruta sin problemas, aunque los factores a no perder de vista es el momento de proporcionarla, como también la frecuencia y hasta la cantidad de cítrico que pueda recibir.

los perros pueden comer naranja

Todo lo que debes considerar al suministrar naranja a los perros

La proporción adecuada de naranja es mínima, además de todo se recomienda mantener esas mismas cantidades, a lo máximo se puede brindar 3 veces por semana, debido a que siempre la alimentación de un perro debe ser variada, así se aumenta el atractivo y además de todo resulta saludable en todos los aspectos.

Por otro lado, se encuentran los beneficios que brinda la naranja que reafirman las razones por las cuales se debe considerar la figura de esta fruta sobre la dieta del canino, donde el organismo pasa a ser bien estimulado por parte de esta clase de nutriente, donde se pueden destacar las siguientes ventajas:

1- Siempre que se le suministre al perro una buena cantidad de naranja, pasa a ser hidratado gracias a su composición de agua, por esta razón es un buen elemento a ser incorporado en algunas actividades físicas.

2- El nivel cítrico que posee este tipo de fruta, genera que cumpla con una función antioxidante, logrando que el perro pueda mantener un sistema elevado ante cualquier clase de enfermedad viral.

3- Ante situaciones de estreñimiento que pueda presentar el perro, la naranja encaja fácilmente porque brinda un alto nivel de fibra, por este motivo se añade como una cura para afrontar esta clase de molestias.

4- Para contar con un perro lleno de vida, el aporte de la naranja ayuda demasiado a recuperar la pérdida de calcio, esta buena virtud de proteínas cambia cualquier perspectiva para que no se pase por alto.

A raíz de estas alternativas, se consigue que se pueda comer este tipo de fruta sin problemas, todo perro merece que se realice una observación precisa sobre lo que come, por ello debes medir si rechaza la naranja, normalmente tiene mucho que ver si está amarga o con el tema del olor.

La incorporación saludable de naranja en la dieta de los perros

La inclusión de frutas es una buena virtud para la alimentación de los perros, sobre todo cuando se mantiene abierto a probar nuevos sabores, la diversidad es saludable y causa que esté mucho más atento, no se puede perder ese rasgo delicioso, siempre que no se pase por encima de las cantidades, el perro responde ante esta fruta de buena forma.

Mientras se alejen las semillas de la naranja del perro, el cual podría ser el único riesgo al igual que en otras frutas como la sandía, melón o papaya, no existe una contraindicación, ante alguna sobre el jugo de naranja, para muchos puede resultar un método más práctico, pero no es el más recomendable para el consumo de tu mascota, siempre que se pueda ofrecer entera la naranja será mejor porque así no pierde la fibra.

La naranja puede ser empleada como un alivio para algunos malestares, por ello además de ser un remedio, puedes preparar un buen postre o lo que desees, buscando que el perro pueda ir adquiriendo estos beneficios, y en corto tiempo va a generar los resultados positivos esperados sobre el perro.

El uso de la naranja en los perros y los efectos secundarios

No cabe duda que los límites de consumo se imponen para evitar que los perros puedan ser alterados de forma negativa, por ello en el caso de la naranja, esta causa que se presenten síntomas gástricos, que pueden ir desde diarrea hasta vómito, por ello es importante mantener la moderación en cada escenario.

Ante la elección de la fruta, se puede dejar a un lado su presentación ácida, porque si no produce una buena recepción, se trata de ir poco a poco sembrando ese amor por esa fruta, y disminuir en todo caso ese exceso de olor que presentan al limpiarlas de buena manera.

Ante cualquier ingesta de naranja, ya sea por trocitos o de mayor tamaño, debes mantener una precaución clara en observarlo para medir alguna clase de reacción, ante alguna alergia lo mejor es que no se incorpore nuevamente la fruta, y ante todo tener cerca el contacto de algún veterinario para evitar problemas mayores.

Cada fruta aporta diferentes cosas, con lo que se debe tener cuidado en las frutas, es en el azucar, para que no se convierta en algo perjudicial, de lo contrario es saludable, siempre que no haya exceso, termina siendo igual a darle golosinas e incluso hasta peor, por ello al tener presente esta información puedes evitar algún inconveniente.

¿Los perros necesitan vitamina C?

El reconocimiento de las naranjas por su alto nivel de vitamina C, causa una duda sobre si los perros necesitan consumir este tipo de aporte, debido a que ellos mismos pueden generar vitamina, pero por momentos puede llegar a no ser suficiente, por ello el rol de la naranja puede ser muy útil, no cae mal en este sentido contar con estas propiedades.

Gracias a esta clase de vitamina, el perro aumenta la formación de colágeno, por ello es fundamental que tu perro pueda llegar a consumirlo con libertad, además es una solución ante los casos en los cuales existe un problema de movilidad, por ello en un perro adulto se puede decir que si termina necesitando esta fruta.

Es curioso visualizar como una gran cantidad de perros se han acostumbrado a este tipo de frutas, lo esperan como una especie de golosina, por ello la adaptación a los gajos, e ir introduciendo este tipo de fruta en la dieta es el inicio para llegar a este punto y así poder cuidar a tu perro de la mejor manera.

La importancia de que los perros coman naranja

Los perros pueden comer naranja, la alimentación es crucial para un perro, por ello cuando adquieres estas ideas, podrás darle lo mejor y sin preocuparte por una consecuencia negativa, por ello el mejor consejo es acostumbrar al perro desde pequeño a comer naranja, para que en su etapa adulta ya sea un amante de esta clase de fruta, es una oportunidad plena en todo sentido.