Hoy vamos a hablar de una de las frutas más dulces y ácidas que existe, la piña, queremos saber si los perros pueden comer piña, sabemos que está llena de nutrientes y es muy buena para el organismo humano, pero ¿los perros pueden comer piña?

Muchos alimentos, que se consideran de gran importancia para los seres humanos, pueden no ser tan indispensables para los perros, ya que nuestros organismos son bastante diferentes.

Como ya hemos comentado en otros contenidos, la alimentación para mascotas ha ido evolucionando de forma constante y cada vez más, aporta beneficios a la vida de los perros, hoy es posible alimentarlos de la forma más saludable posible, trayendo una vida más larga y feliz a nuestros compañeros.

Cualquiera puede haber cambiado el uso de raciones industrializadas por una dieta natural y más saludable, pero que quede claro que las raciones nunca deben reponerse sin supervisión veterinaria y un profesional zootécnico.

Cada perro necesita una dieta, por lo que nada debe adaptarse así de una hora a la siguiente, sin conocimiento del tema y sobre todo sin un conocimiento más profundo de la salud de tu perro.

Debido a tantos cambios en la alimentación, hoy en día se investiga sobre la alimentación con frutas en la vida de los perros, cuáles son las mejores para adaptarse, cuáles pueden adaptarse, cuáles son los principales beneficios que las frutas pueden aportar a la vida de los perros.

¿Los perros pueden comer piña?

Queremos compartir contigo, todo lo que concierne a la salud animal, en este contenido específico hablaremos si los perros pueden comer piña.

Quédate con nosotros hasta el final de este contenido y averigua si los perros pueden comer piña. Lo escribimos con mucho cariño pensando en todo lo que pueda beneficiar tu relación con tus perros.

Además siempre nos gusta advertirle que este contenido es meramente informativo y que los cuidados y consultas con el veterinario son sumamente necesarios antes de colocar cualquier tipo de alimento en la vida de su perro.

los perros pueden comer piña

¿La piña es saludable para los perros?

La respuesta es sí, los perros pueden comer piña, pero está claro con algunas restricciones, de las que hablaremos a lo largo de este contenido, como siempre nos gusta advertir en todo nuestro contenido, todo lo que se exagera es malo.

Estás sentado ahí comiendo esa deliciosa piña, aparece el cachorro de compañía de todas las horas con esos ojos de que quieren un pedacito, antes de que te preguntes ¿y ahora? ¿se lo doy o no? Sí, vamos a darle ese placer a nuestro amigo, con esta deliciosa fruta.

La piña es una fruta dulce y muy beneficiosa, pero destacamos que los perros no deben comerse el corazón de la piña y mucho menos la cáscara, que en la mayoría de frutas hay que eliminarla, (la fresa es una fruta que se puede ofrecer con cáscara).

Es una fruta rica en vitaminas, minerales y antioxidantes, en el caso de la piña se destaca la vitamina C, sabemos que la vitamina C actúa en varias partes del cuerpo, siendo fundamental para un día saludable.

Otro beneficio que se encuentra en la piña es una sustancia, llamada bromelina, que también tiene un papel fundamental en el organismo, incluido un buen efecto contra el cáncer.

Algunos perros tienen un habito llamado coprofagia (es el acto de comer heces), un hábito terrible que molesta a muchos dueños, se han realizado algunas investigaciones y demuestran que la piña puede ayudar a combatir este habito.

Son muchas las ventajas de adaptar la piña en la vida de nuestros perros, ¿no? Estén atentos a este contenido hasta el final que tenemos más información sobre esta fruta llamada piña en la comida para mascotas.

Beneficios de la piña:

  • Vitamina C
  • Bromelina
  • Vitamina B
  • Vitamina A
  • Calcio
  • Fósforo
  • Hierro
  • Zinc
  • Magnesio

La vitamina C es la principal vitamina contenida en la piña al igual que en una naranja o mandarina, una fruta sabrosa con muchos nutrientes, la vitamina C es bien conocida por mejorar la actividad del sistema inmunológico.

También es un poderoso antioxidante que ayuda a combatir la degeneración celular y ralentiza el envejecimiento de las células del cuerpo, también participa en la producción de colágeno, mejora el funcionamiento de las articulaciones y el aspecto de la piel.

La bromelina también está presente en las piñas, lo que aporta sus beneficios para ayudar a la digestión, su función dentro del cuerpo es descomponer las moléculas de proteínas en trozos más pequeños.

Es esta enzima bromelina es la que hace que la piña sea una fruta que mejora la digestión de los alimentos.

Otra gran ventaja de esta enzima es que ayuda a combatir las células cancerosas, ayudando a tu perro a no pasar por esta terrible enfermedad.

La piña está llena de beneficios, así que acércate y habla con tu veterinario sobre cómo está la salud de tu mascota, para que puedas empezar a darle más de esta deliciosa fruta llena de beneficios para él.

Porque la piña ayuda a combatir la coprofagia

La coprofagia es el acto de ingerir heces, una conducta que resulta muy incómoda e incluso preocupa a los dueños de perros que, cuando descubren esta conducta, no saben qué hacer.

Este pequeño problema puede estar relacionado con la falta de algunos nutrientes en la comida del perro, es importante consultar con el veterinario para tener una mejor idea.

También puede ser algún tipo de problema de comportamiento que haya desarrollado su perro.

Por eso la piña es recomendable para estos casos, porque la piña luego de su consumo, al ser eliminada en las heces, tiene un olor sumamente desagradable, provocando generalmente que el perro no quiera comer las heces por el fuerte olor.

Lamentablemente hay perros que no responden a los tratamientos para esta enfermedad, pero todos los intentos son válidos, después de todo, quizás tu perro responda al tratamiento y se libere de este problema con éxito.

En este contenido aprendiste que los perros pueden comer piña y además ya saben un poco más de coprofagia, lo cual es genial, ya sabes, comparte todo lo que puedas más de esta información que hemos preparado especialmente para ti.

los perros pueden comer piña

Cómo darle piña a mi perro

Antes que nada es muy importante repetir que todo lo que se consume en exageración nunca saldrá bien, por eso, a pesar de que la piña es muy buena y tiene varios beneficios para que tu perro disfrute, se la debes dar en pocas cantidades.

La cantidad debe evaluarse según el tamaño de tu perro, su peso e incluso su salud, habla con el veterinario antes de adaptar la fruta en la dieta.

Es muy importante que la fruta siempre se coma fresca, de lo contrario, no la ofrezcas, la piña enlatada no debe ofrecerse de ninguna forma, ya que contiene muchos conservantes y además del azúcar natural de la fruta también contiene azúcar artificial, llevando al animal a la obesidad y otros problemas.

La piña tostada tampoco es una opción correcta, recuerda que la fruta siempre debe ofrecerse fresca, sin miga y sin piel, preferiblemente cortada en trozos pequeños para facilitar la masticación.

La piña se puede ofrecer a diario en pequeñas porciones y entre las principales comidas de tu perro , nunca olvides que la fruta sirve solo como un complemento más en sus vidas.

¡El acompañamiento de un veterinario es siempre fundamental para que todo salga bien!

los perros pueden comer piña

Riesgos de la piña para perros

Un consejo muy importante que no podemos dejar de lado es sobre la acidez de la piña, muchos creen que por ser ácida la piña no debe ser consumida por perros.

Creemos que no necesariamente, y que con tantos beneficios esta fruta no debe quedar fuera de la dieta de nuestros amigos, pero conviene recordar que se ofrece con moderación.

El PH del jugo gástrico de los perros es extremadamente ácido alrededor de (1.0), por lo que siempre que le ofrezcas una fruta ácida como la piña, ve poco a poco, fíjate si tuvo algún tipo de reacción, como malestar, vómitos, o finalmente enfermarse, no ofrezcas más esta fruta.

Hay perros que no van a poder consumir la fruta y realmente se sienten muy enfermos, por lo que siempre se recomienda empezar despacio y observar de verdad. Después de todo, los perros son animales carnívoros y las frutas sirven solo para un pequeño complemento.

Y, por supuesto, vale la pena recordarlo nuevamente, hablar con el veterinario antes de cualquier adaptación.