Las toronjas son frutas cítricas ácidas que son veneradas por sus beneficios para la salud. Para los humanos, las toronjas son una excelente fuente de antioxidantes, vitaminas, nutrientes e incluso fibra por lo cual es normal preguntarse si los perros pueden comer toronja o pomelo. A menudo se los considera una de las frutas cítricas más saludables que puede comer, superando incluso a las naranjas.

¿Los perros pueden comer toronja?

Algunos estudios incluso han demostrado que las toronjas (o pomelo) pueden ayudar a promover la pérdida de peso y reducir los riesgos de enfermedades cardíacas.

los perros pueden comer toronja

Toronja para perro

Con todos esos beneficios para la salud, algunos dueños de perros han contemplado introducir la fruta en la dieta de sus cachorros o darles algunos bocadillos de toronjas de vez en cuando. ¿Pero los perros pueden comer toronja?

¿La toronja es buena para los perros?

Si bien las toronjas pueden ser buenos para los seres humanos, los perros no deben consumirlos. Las toronjas son tóxicas para los perros. Ciertos componentes y nutrientes dentro de la fruta pueden causar estragos en el sistema de su perro.

Además de la incomodidad extrema , las toxinas dentro de la toronja pueden ser fatales para los caninos si se consume una cantidad suficiente.

los perros pueden comer pomelo

¿Qué hace que la toronja sea tan tóxica para los perros?

Cuando te preguntes si los perros pueden comer toronja, es importante recordar que los perros son biológicamente diferentes a los humanos. Si bien podemos compartir órganos similares, sus cuerpos funcionan de formas muy diferentes. Por lo tanto, los perros no procesan los alimentos de la misma manera que nosotros.

Es por esta razón que los perros no pueden comer toronja, chocolate, cebolla y muchos otros alimentos que comemos todos los días.

Los infractores de la toronja son los psoralenos, los aceites esenciales y el ácido cítrico. Los psoralenos se pueden encontrar en la pulpa del toronja. En la cáscara y las semillas se encuentran en concentraciones muy elevadas.

Esencialmente, los psoralenos son compuestos sensibles a la luz que pueden absorber la luz ultravioleta. Cuando son consumidos por un perro, pueden causar dermatitis fototóxica.

Con esta condición, su perro desarrollará una fotosensibilidad grave. La exposición al sol puede provocar quemaduras graves y legiones de piel, lo que te obliga a mantenerlas en el interior.

El segundo componente peligroso es aceites esenciales. Se pueden encontrar en la cáscara de la toronja y contribuyen a ese característico olor cítrico. Desafortunadamente, los aceites esenciales son altamente tóxicos para los perros. Sus cuerpos no pueden procesar los aceites de manera eficiente, lo que a menudo da como resultado daños en los órganos.

Por último, tenemos el ácido cítrico. El ácido cítrico se encuentra en todos los cítricos. Sin embargo, está muy concentrado en toronjas . Por lo tanto, comer la pulpa de la fruta provoca graves trastornos gastrointestinales. El ácido cítrico es capaz de desequilibrar el sistema digestivo.

El intestino de su perro alberga bacterias saludables que descomponen los alimentos y los mantienen regulares. La introducción de un ácido fuerte en la mezcla puede matar las bacterias, lo que provoca diarrea, vómitos y dolor significativo.

que pasa si mi perro come toronja

¿Que pasa si mi perro come toronja?

Desafortunadamente, no se necesita mucha toronja para hacer daño. Incluso una pequeña cantidad que su perro haya logrado sacar de la basura puede provocar síntomas graves.

La primera señal de que algo anda mal suele ser el vómito . Si bien es posible que su perro no sepa lo que está sucediendo, su cuerpo está tratando de purgarse de las toxinas. Su perro puede vomitar varias veces durante el día.

A continuación, la diarrea es bastante común. Esto suele ocurrir varias horas después de que su perro comiera la fruta. Como mencionamos anteriormente, el ácido cítrico no está de acuerdo con el tracto digestivo canino. La diarrea indica que el daño ya está hecho.

El ácido cítrico afectó a las bacterias, lo que resultó en una mala absorción de sus alimentos . Dependiendo de la gravedad de la diarrea, su perro puede comenzar a mostrar signos de deshidratación.

En casos graves, su perro puede incluso desarrollar lesiones cutáneas debido a la fotosensibilidad. El problema a menudo se manifiesta después de su caminata diaria bajo el sol.

Es posible que note parches de piel rojos con picazón y calvas.

Finalmente, su perro puede mostrar signos de depresión y letargo. El consumo de toxinas afectará negativamente al cuerpo de tu perro, haciéndolo sentir débil y cansado.

que hacer si mi perro comió toronja

Que hacer si mi perro comió toronja

Después de que su perro haya comido toronjas, debe llevarlo al veterinario lo antes posible. El tratamiento se basa en gran medida en purgar el sistema de toxinas.

Cuanto antes pueda recibir atención médica su perro, mejor. Por supuesto, la forma en que su veterinario tratará el problema depende de la cronología de los eventos y de la cantidad de toronja que comió su perro.

Inducir el vómito

Por lo general, los veterinarios inducirán el vómito si el bocadillo de su cachorro no fue hace tanto tiempo. En algunos casos, esto es todo lo que se necesita hacer. Si atrapa a su perro de inmediato e induce el vómito rápidamente , puede eliminar las toxinas antes de que el cuerpo las absorba.

En caso de que haya pasado demasiado tiempo, el veterinario también puede introducir carbón activado en el sistema de su perro. El carbón se une y neutraliza las toxinas antes de que el cuerpo las absorba por completo. Luego pueden excretarse a través del sistema digestivo.

También se pueden usar métodos de tratamiento adicionales para tratar los síntomas del envenenamiento. Por ejemplo, su veterinario podría insertar una vía intravenosa para terapia de líquidos después de diarrea extrema y vómitos. También se pueden aplicar cremas y medicamentos tópicos a las lesiones cutáneas.

Generalmente, los perros volverán a la normalidad una vez que la toxina haya salido del cuerpo. En la mayoría de los casos, no hay efectos secundarios duraderos de los que preocuparse.

Conclusión

Queda claro que la respuesta a «¿los perros pueden comer toronja? es no. La intoxicación por toronja no es una broma. La fruta puede causar graves daños al cuerpo de tu perro, por lo que debes mantener la fruta alejada de ellos. Coloque cercas alrededor de los árboles que tenga en su propiedad e invierta en un bote de basura con llave para asegurarse de que su cachorro no se coma las sobras de toronja.